Sala de prensa
"Cambio climático: síntoma de un problema más complejo”, plática en el INEEL

• Las altas concentraciones de CO2 no son el mayor problema que enfrenta nuestra civilización en relación con el cambio climático.
• Es necesario resolver con enfoque sistémico los problemas que se derivan de la implementación de las energías limpias, a fin de encontrar soluciones integrales eficaces.

15 de marzo de 2019. El Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias (INEEL) fue el marco de la plática "Cambio climático: síntoma de un problema más complejo”, la cual fue impartida por el Dr. Luca Ferrari, Investigador Titular C del Centro de Geociencias de la UNAM, quien en 2015 obtuvo el Premio Universidad Nacional en la categoría de Investigación en Ciencias Exactas.

En esta plática el Dr. Ferrari muestra que el clima es un fenómeno complejo, con gran inercia, que no puede reconducirse sólo con un parámetro. La correlación entre el incremento de temperatura global y los combustibles fósiles sólo empezó a observarse a finales de los años 70, pese a que su uso se disparó desde la Segunda Guerra Mundial. A partir de los proxies climáticos (impresiones creadas por los factores climáticos en épocas remotas) sabemos que durante el Paleoceno-Eoceno (hace aproximadamente 56 Ma), la Tierra experimentó su máximo térmico, alcanzando temperaturas globales de entre 5 y 8 °C.   En aquel evento el retorno a los valores normales de temperatura global tomó unos 83,000 años, lo cual se logró con el aumento de la productividad biológica y la fijación del carbono en rocas marinas.   Este dato nos proporciona un referente del tiempo que se requiere para regresar a los valores normales.

Luca Ferrari analiza las conclusiones del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) respecto a la correlación de niveles de CO2 y temperatura global, así como a los escenarios evaluados por este organismo, en particular, los relativos a la disponibilidad y producción de petróleo con enfoque en aspectos geológicos y económicos, identificando sus limitaciones.

Asimismo, analiza la estrategia planteada por el IPCC de impulsar la transición a las fuentes renovables y el despliegue de las llamadas “tecnologías de emisiones negativas”, así como la factibilidad de la meta planteada por Mark Jacobson, del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de Stanford University, de lograr el 100% de su sustitución en 2050.

Observa que, pese a que las fuentes renovables modernas están teniendo un crecimiento exponencial, su contribución en la matriz energética es baja y no ha crecido significativamente en la última década, concluyendo que no ha habido una transición sino una acumulación de fuentes de energía.

Comenta el Dr. Ferrari que uno de los retos más importantes de las energías renovables es la intermitencia, debida al factor de capacidad, el cual es el cociente entre la energía real generada durante un período (generalmente anual) y la energía generada en el supuesto de que la planta hubiera trabajado a plena carga durante ese mismo período. El factor de capacidad es más alto para los casos de energía nuclear, geotermia, biomasa, carbón, gas natural e hidroeléctrica. Siendo el caso que para las energías hidroeléctricas y geotermia se han explotado los mejores sitios, por lo que estas fuentes de energía son decrecientes, estimándose que, en caso de la segunda, el mejor escenario es que proporcione el 3.5% de la electricidad en 2050 del mundo.

El Dr. Ferrari analizó la intermitencia y la dilución como un impacto ambiental de la sustitución de fuentes de energía; la llamada “curva de pato”; cómo se compensa y reduce la intermitencia; la escala y costo del almacenamiento; y el caso de Alemania, la evolución de su capacidad de generación eléctrica.

Concluye el Dr. Ferrari que nuestro principal problema ecológico no es el cambio climático, sino que hemos rebasado los límites del planeta, ya que en los últimos 150 años hemos utilizado grandes cantidades de energía barata, a partir de combustibles fósiles, que han permitido el rápido crecimiento y explotación de los recursos con fines de fabricación y consumo.

La plática fue organizada por el Programa de Sustentabilidad Ambiental y Cambio Climático del INEEL y concluyó con las siguientes reflexiones del Dr. Ferrari:

La tecnología no es la solución ya que:

  • todo está conectado
  • la naturaleza es sabia y se auto-regula y,
  • finalmente, “no hay almuerzo gratis”, todo tiene un costo que tarde o temprano tendremos que pagar…

El enfoque y reflexiones del Dr. Ferrari al respecto del Cambio Climático enriquecen la perspectiva de los investigadores del INEEL y la del propio Programa de Sustentabilidad Ambiental y Cambio Climático y contribuyen a nuestra misión de ampliar la capacidad y eficiencia de las energías renovables.

Última actualización: jueves 16 de febrero de 2017, 10:35 hrs.